Decano Nahum fija postura sobre acreditación de la carrera

El Mercurio Legal consultó a autoridades de las principales facultades de Derecho del país, entre ellas la de la Universidad de Santiago, sobre el proceso que busca certificar la calidad de los programas.

 

A menos de un año de funcionamiento, la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago ya comienza a situarse en el concierto de las principales instituciones que imparten la carrera en el país. Lo hizo primero a través de un exitoso proceso de admisión, convocando a altos puntajes. Ahora, a través de la participación en una consulta realizada por un medio especializado en temas de carácter jurídico. 

El Mercurio Legal publicó un reportaje considerando 9 de las 46 universidades que dictan la carrera de Derecho. Los decanos consultados expresaron su opinión sobre el sistema de acreditación que desde 2007 encabeza la Comisión Nacional de Acreditación y que busca certificar la calidad de los programas a partir de diversos indicadores.

En representación de Derecho de la Universidad de Santiago, el decano Roberto Nahum fijó la postura de la institución al respecto. “La universidad está acreditada, pero la facultad recién inició su labor. Hay muchos factores que por esto no podemos cumplir, como tener egresados. No se trata de no optar por la acreditación, sino que es cosa de tiempo”.

Respondiendo a las preguntas del medio especializado, reconoció la necesidad que tiene una institución de validar su calidad ante la sociedad, pero que ello debe hacerse a través de un buen sistema de acreditación, que sea idóneo desde el punto de vista de su metodología, del criterio de evaluación de distintos indicadores y de las personas que lo administran. “Solo así una acreditación puede tener peso, ser creíble y servir como referente válido de la calidad de una institución”, concluyó.

 

Fotografía: Gentileza Dirección de Comunicaciones, Universidad de Santiago.